FALLECE EL RAPERO JUICE WRLD A LOS 21 AÑOS

Jarad A. Higgins, más conocido como Juice Wrld, era un rapero, cantante y compositor estadounidense, quien infortunadamente falleció ayer a los 21 años de edad, la misma semana que cumplió años.

Tras la muerte de una promesa del Rap la policía confirmó a la AFP que el rapero en ascenso sufrió una emergencia médica en el aeropuerto Midway International de Chicago, tras bajarse de una avioneta privada.

Oficiales que ofrecieron sus servicios para ayudarlo afirmaron que el joven rapero sangraba por la boca a pesar de estar consciente y que de manera inmediata fue trasladado a un hospital más cercano donde lamentablemente murió. Ante este hecho, el sitio especializado en celebridades TMZ, reportó que Higgins sufrió una fuerte convulsión.

El diario Digital Infobae hace poco realizo una publicación que dice lo siguiente: “Los elementos de emergencia del lugar le administraron una dosis de Narcan, que se utiliza para revertir las sobredosis de opioides. Se logró que Higgins despertara, pero cuando lo hizo no comprendía lo que pasaba y sangraba por la boca. Volvió a caer inconsciente por lo que lo llevaron al Avocare Christ Medical Center en Oak Lawn, pero lo declararon muerto tiempo después”.

“Acompañantes del rapero dijeron a la policía que había tomado píldoras desconocidas momentos antes de que sufriera los espasmos. También uno de sus amigos declaró que el músico sufría un problema por el que tenía que consumir opioide altamente adictivo y que puede tener efectos secundarios fatales si se combina con alcohol u otras drogas” complemento el Medio.

Dicha noticia ha conmocionado a la industria, ya que el rapero, forma parte de la ola de jóvenes artistas que se posicionaron en “streaming” para más tarde llegar a los escenarios. Juice, era parte importante de “los raperos de SoundCloud” quienes siguen creciendo como la espuma.

El single inicial del rapero, “Lucid Dreams”, llegó al número 2 de la lista especializada Billboard Hot 100 en 2018, y su álbum “Death Race for Love” debutó en el primer lugar de la Billboard 200 el año siguiente.